Casas resistentes a temblores deben construirse en el sur de Veracruz: UV


Fotos: Segio Balandrano

Si bien los temblores no pueden predecirse, la única certeza que hay es que continuarán presentándose en distintas magnitudes, sobre todo en zonas altamente sísmicas como el sur de Veracruz y el Istmo de Tehuantepec, aseguró el Vicerrector de la Universidad Veracruzana en Coatzacoalcos, Jorge Alberto Andaverde Arredondo.

El también Maestro en Ciencias Geológicas y Doctor en Ciencias de la Tierra, apuntó que por tal motivo, la preocupación principal de autoridades y población en general tendría que ser el de realizar edificaciones con especificaciones de alta calidad para resistir los movimientos telúricos.

Andaverde Arredondo explicó que ese tipo de fenómenos geológicos han estado presentes siempre, solamente que en la actualidad hay un registro casi instantáneo que es conocido por toda la población, reiterando que son mucho más constantes en regiones de alta sismicidad como en la que nos encontramos.

“Es algo que sucede pero que apenas lo estamos socializando y van a seguir las réplicas por la zona geológica en la que estamos. Lo que tenemos que empezar a impulsar, y eso es importante, es que nuestras construcciones estén orientadas a que puedan resistir ese tipo de cosas”, dijo el especialista.

Vice UV (bala)

Consideró que tanto autoridades como la propia población debe insistir en actualizar los modelos de construcción para que puedan contar con viviendas seguras y resistentes a los temblores, “eso es lo realmente importante en este momento”.

El Vicerrector de la UV zona Coatzacoalcos dejó en claro que nadie puede predecir los terremotos, solamente pueden darse avisos que dan algunos segundos de ventaja a las personas para que puedan reaccionar y resguardarse a tiempo en los puntos de reunión o lugares seguros.

Ciudad Portada Seguimos Informando Seguridad